Feeds:
Entradas
Comentarios

El fotógrafo Jeffrey Martin acaba de ganar el Record Guinness a la panorámica de mayor tamaño hasta el momento, después de pasar tres días fotografiando la ciudad de Londres desde un rascacielos y otras seis semanas editando las imágenes para unirlas  en una sola. El resultado es una foto impresionante de 80 gigapíxeles y 360 grados, en la que podemos hacer zoom hasta llegar a ver con todo detalle gente paseando por las calles, carteles de autobuses o tiendas. En la fotografía original se veía incluso una mujer desnuda tras una de las miles de ventanas que aparecen, pero en la edición final se eliminó digitalmente.

La fotografía ha sido construída con 7886 imágenes de alta resolución y si la imprimiéramos a una calidad adecuada, su tamaño sería de 35×17 metros.

Igualita que la que colgué yo en el post anterior, ¿que no?

Mi empresa ha mudado las oficinas a la mismísima Regent St. Ahora trabajo en la última planta del edificio, la cual tiene salida a una azotea desde la que se ve Londres de la siguiente manera:

Estoy encantada de la vida con estas nuevas vistas; la BT Tower, the Gherkin (el Pepino, vamos), St Paul’s, el London Eye e incluso un trocito de las Casas del Parlamento. A veces me despego de mi ordenador y salgo a echar un ojo, y desde ahí arriba, mirando los rascacielos, las grúas, el ir y venir de la gente en Regent Street… por un momento me siento alejada del trabajo, del caos callejero, de la publicidad y las tiendas, del tráfico…

Trafalgar Español!!

Eso es en lo que se convirtió el domingo la plaza Londinense más famosa, Trafalgar Square. Sí, la que hicieron en honor a nuestra derrota poniendo leones fabricados con los cañones de nuestros barcos. Pero no importa, porque esa noche la hicimos nuestra y nos apoderamos de sus fuentes para dejar bien claro a esta ciudad que estamos aquí, que somos Españoles y que, ahora sí, somos los Campeones del Mundo.

No tengo foto de Trafalgar pero os dejo esta que hice en Picadilly Circus

Hoy Nadal ha ganado la final de Wimbledon 2010. Yo tuve la suerte de verle jugar en cuartos contra Soderling después de acampar toda la noche para conseguir entradas. Si queréis saber cómo, seguid leyendo.

En Wimbledon se reservan todos los años cierto número de entradas para venderlas la misma mañana del día en el que se juegan los partidos, y la gente puede hacer cola desde el día anterior para conseguirlas. Normalmente hay 500 entradas para la Pista Central y 500 para la Pista número 1, por lo que si queremos ver algún partido importante hay que procurar estar entre los 1000 primeros.

La organización habilita una zona del parque de Wimbledon para que la gente pueda acampar desde el día anterior (muy importante si quieres conseguir entradas a partir de cuartos), y nos dan al llegar una tarjeta con un número de cola. Estos números se entregan en estricto orden de llegada y determinan el orden en el que al día siguiente vamos a comprar las entradas. El precio de este año para la Pista Central era de £85 y £72 para la Pista 1.

El recinto entero de Wimbledon es impresionante y el ambiente inmejorable. Lo recomiendo a todos los que les guste un poquito o mucho el tenis.

Si os animáis otro año, aquí están todas las normas para hacer cola (en inglés).

Os dejo con una foto que hice allí. Podéis ver muchas más en mi Flickr.

Encontrarse en medio de un atasco mañanero provocado por el coche de Batman y el Troncomóvil…

…y ver que uno de los vehículos que están esperando para pasar es éste:

Nota: El coche amarillo es de una serie británica de los 80 llamada “Only Fools and Horses, muy famosa por aquí.

Aquí vengo con la segunda entrega de esta “guía del ocio para tacaños, estudiantes,y londoners con morro como yo”. Esta vez toca hablar de conciertos. Cualquiera que me conozca sabe que me encanta la música, y una de las cosas que más disfruto de esta ciudad es que hay cientos de diferentes lugares que ofrecen conciertos en directo. El abanico de posibilidades es enorme y podemos, desde ver gratis una actuación de un grupo desconocido mientras estamos tranquilamente bebiendo una cerveza en un pub, hasta comprar entradas para ver a nuestros grupos favoritos en grandes salas. Estos últimos suelen tener un precio de £20 en adelante, y claro, nuestro bolsillo tiene un límite y no podemos asistir a todos los que nos gustaría. Aún así, con planificación y un poco de suerte podemos ver en directo a los artistas del momento por la gorra. Cómo? Muy fácil:

En una ocasión os conté que fui a la tienda de música HMV y me encontré con un concierto de Friendly Fires. Pues bien, esto lo hacen bastante a menudo para presentar nuevos álbumes de grupos ya famosos. Van a la tienda, firman discos a los fans y a veces tocan unas cuantas canciones en directo. Lo que yo suelo hacer es mirar en la página web de eventos de HMV y ver si viene algún grupo que me guste. Lo suelen publicar con bastante antelación así que llegado el día sólo hay que ir a la hora programada. Algunas veces hay aforo limitado y hay que coger tickets o pulseras por la mañana para poder ir al concierto por la tarde; esto suele ser sobre todo para grupos que mueven muchos fans.

¿Quién dice que no puede divertirse sin dinero?

Después de 7 meses viviendo en Londres, sigo descubriendo sitios nuevos cada semana, pero recuerdo los primeros dos meses como una odisea interminable de calles, museos, tiendas, edificios y parques.

Ahora, cuando alguien viene a visitarme les hago un tour a medida, pero al resto quiero dejaros algunas recomendaciones para hacer turismo barato en esta ciudad; ahí van las dos primeras.

– Apúntate a los tours gratuitos de Sandeman’s. Son rutas de unas tres horas a pie en las que se recorre gran parte de la ciudad guiados por jóvenes, muchos de ellos estudiantes,  que conocen muy bien la ciudad y toda su historia. Este tour existe en muchas ciudades de Europa y es de los mejores. Yo lo hice en Edimburgo y lo recomiendo totalmente a cualquiera que venga a hacer turismo, especialmente si sólo tienen unos cuántos días para ver la ciudad. Para hacerlo sólo hace falta mirar los horarios en la página web y plantarse allí a la hora marcada. Una vez allí nos unimos a cualquier grupo según el idioma y lo bien que nos caiga el guía. Hay que decir que no es exactamente gratuito, sino que al final del todo se deja “la voluntad”. Si eres un estudiante con bajo presupuesto, un par de libras serán agradecidas, pero en general para un turista lo suyo es dejar de cinco en adelante. Aún así, sale muchísimo más barato que cualquier otro y merece la pena por conocer distintos lugares y pasar un buen rato.

– Consigue una guía gratuita. Yo recomiendo The London Planner, una guía mensual en la que de forma muy sencilla podemos obtener toda la información acerca de horarios, precios, localización y demás de todo tipo de actividades y lugares turísticos, además de recomendaciones y precios de restaurantes, tiendas, bares, etc. Al ser una guía mensual se va actualizando con los eventos especiales de cada mes, como festivales, ferias, desfiles o exposiciones temporales, así que si hay suerte y nuestra visita coincide con alguno de ellos, podemos estar enterados para aprovecharlo. En la página web de Turismo de Londres se puede descargar esta y otras guías. Tambien se puede pedir una copia impresa de la guía anual aquí, que se hace en varios idiomas y nos la envían por correo a España “for free”. Por último, en la Estación de metro de Picadilly Circus hay una ventanilla de información turística donde nos dan “The London Planner” sólo con pedirla.

Eso es todo por hoy. Iré subiendo más trucos para gastar menos en turismo y más en pintas.

Imagen Tour: Londonlogue